DECLARACION DE LOS DEFENSORES DE LOS
DERECHOS HUMANOS
CONTROL CIVIL SOBRE EL CASO KHODORKOVSKY

El "Caso Khodorkovsky" está acercándose a importantes definiciones: utilizando una metáfora, la pelota está en el campo del Tribunal. Los jueces deben a la brevedad decidir si Mihkail Khodorkovsky es culpable o no de los crímenes por los que ha sido acusado. Por eso tiene una extrema importancia la posición que tomará en este caso el sistema judicial ruso.

Muchas personas, tanto en Rusia como en el extranjero, perciben fuertes motivaciones políticas detrás de las acusaciones que han sido presentadas contra Mikhail Khodorkovsky. El ha expresado abiertamente su oposición a algunas tesis de la política económica del Gobierno, lo que había provocado el descontento no sólo de altos funcionarios rusos sino del mismo Presidente.

Además, Khodorkovsky efectuó de la manera pública y verificable aportes financieros a los partidos políticos de oposición.

Mikhail Khodorkovsky ha defendido el derecho de los empresarios a tener ideas independientes sobre los temas políticos. Este punto de vista ha encontrado su expresión en los programas sociales realizados por la compañía petrolera YUKOS, la que encabezaba. Esta empresa fue la primera en Rusia en declarar su intención de tener transparencia en sus operaciones comerciales e hizo los pasos concretos en este sentido.

Los esfuerzos intencionados para destruir a YUKOS, la empresa que ha sido un símbolo del éxito y la eficiencia económica de la nueva Rusia; el arresto y encarcelamiento de Khodorkovsky con exagerada cobertura mediática; las múltiples violaciones procesales cometidas durante la investigación; la transformación de los cargos civiles en los criminales; pero, sobre todo, la campaña mediática agresiva y tendenciosa efectuada por las autoridades desde hace varios meses; todo esto no sólo no ayuda a disipar sino que refuerza nuestra convicción de que este caso tiene un carácter político.

El carácter intimidatorio de las acciones por parte de la Fiscalía General y otras instituciones estatales nos dan razones para dudar acerca de la objetividad del desarrollo posterior de este proceso. No es por casualidad que a partir del Caso YUKOS ha surgido en el argot jurídico ruso un nuevo término irónico: "Justicia a la Basmanny" (en referencia al Tribunal del Distrito Basmanny de Moscú, donde se lleva a cabo la instrucción del Caso), que define un fallo judicial parcial, favorable a la acusación y a las órdenes del Poder político.

Es evidente, por lo tanto, la necesidad absoluta de un control por parte de la sociedad civil sobre el Caso Khodorkovsky.

Declaramos que seguiremos con mucha atención el desarrollo del proceso judicial en contra de Mikhail Khodorkovsky, analizaremos minuciosamente todas las acciones y argumentos de ambas partes. Mantendremos informada a la opinión pública, tanto en Rusia como en el extranjero, sobre todas las violaciones de los derechos de los acusados que detectemos a lo largo del proceso. Una vez finalizado éste, buscaremos elaborar una detallada y objetiva evaluación del "Caso Khodorkovsky" y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que esta evaluación tenga la mayor difusión posible.

Compartimos la posición del Comité para un Juicio Justo en el Caso Khodorkovsky, cuando afirma que "ninguna circunstancia política puede servir como excusa para eximir a M. B. Khodorkovsky -o a cualquier otro ciudadano- de sus responsabilidades ante la ley; de la misma manera, ninguna razón de Estado puede justificar la utilización de la Justicia en la lucha contra los opositores políticos".

Estamos convencidos en que un juicio equitativo y fundado en la ley de caso Khodorkovsky es de interés no sólo del mundo de los negocios en Rusia sino de toda la sociedad rusa.

Una Justicia independiente constituye el fundamento del Estado de Derecho. Es una condición indispensable del desarrollo de una economía transparente, eficaz y sin corrupción, así como del funcionamiento democrático de la sociedad.

Convocamos a todos aquellos que no son indiferentes al porvenir de Rusia a unirse a nuestra acción por el Control Civil de este proceso. Estén atentos a las últimas noticias, analicen los hechos, hagan sus propias conclusiones.

Estamos convencidos de que un control estricto por parte de la sociedad civil no permitirá que la "Justicia a la Basmanny" arrebate su triunfo.

Para firmar

Volver al sitio del grupo "Sovest"